Publicado el

¿CÓMO EVITAR QUE MI PERRO DESTROCE LA CASA?

Llegas exhausto del trabajo y tu mejor amigo te recibe con lengüetazos y ladridos de felicidad. Eufórico, dando vueltas y brinquitos. Enciendes la luz y encuentras espuma y cuero por toda la casa. Acabó con el sofá. Pero no es lo único: las patas del comedor están mordisqueadas y las paredes con huecos; las cortinas en el piso, rasgadas, y bajo ellas una suela de tus zapatos favoritos; el control remoto del televisor no tiene botones y a la puerta de entrada no le cabe otro rayón.

Estás enfadado y él feliz. Parece un acto de venganza por haberlo dejado solo todo el día. Pero no es así, los perros son incapaces de sentir rencor. Su comportamiento es producto del estrés, el aburrimiento y la ansiedad.

Los perros son una especie muy social. En su naturaleza está la convivencia en manada, por eso no lidian con la soledad de la mejor forma. Además, el exceso de energía también les produce estrés y ansiedad, que buscan disipar haciendo “travesuras”.

una caminata de 20 o 30 no es suficiente para consumir su exceso de energía.

¿QUÉ DEBO HACER?

Si tu perro pudiera hablar te diría que abandones tu trabajo y pases todo el día junto a él. Y aunque parezca una solución muy tierna, sabemos que no es una opción. Sin embargo, debes tener en cuenta que una caminata de 20 o 30 no es suficiente para consumir su exceso de energía.

Para mejorar el comportamiento del can en tu ausencia, recomendamos lo siguiente:

  1. Paseos enriquecidos: no basta con sacar a tu perro en las mañana para hacer sus necesidades, tampoco la posterior caminata. Debes complementar los paseos con actividad física y mental. Algo tan simple como jugar a la pelota puede ayudar a mejorar la situación. Si no tienes tiempo suficiente, puedes probar contratando un paseador canino.
  2. Los trucos: aprovecha los paseos y el juego para enseñar trucos a tu mascota. El premio por sentarse puede ser que le lances la pelota, así estimulas la actividad física y mental de tu mascota. Además, los trucos ayudan a enriquecer la obediencia, así tu perro podrá entender mejor que no está bien hacer daños en casa
  3. Los juguetes: si tu ausencia es muy prolongada, es posible que al pasar las horas, tu mascota recupere la energía y busque la forma de liberarla. Déjale un juguete para que pueda entretenerse en tu ausencia. Recomendamos el KONG, un juguete de caucho que puedes rellenar con premios. Es importante que tu perro pueda asociar los momentos de soledad con algo positivo. Por eso, es recomendable que le entregues el juguete al momento de salir, y se lo retires a tu llegada.

Es importante que tu perro pueda asociar los momentos de soledad con algo positivo.

Por último, recomendamos paciencia y constancia. Hazle saber que su comportamiento no es adecuado con un regaño contundente pero sin usar nunca el castigo físico, es completamente innecesario.

¿Has probado alguno de estos métodos? ¿Te han funcionado? ¿Qué otra opción recomiendas?

Comentarios